Llámenos: 902 026 327 | 93 100 14 43

Virtualización

  • tamaño de la fuente

La virtualización es una técnica que permite ejecutar varios equipos virtuales sobre uno o más equipos físicos, gestionando dinámicamente los recursos de estos últimos según las necesidades de cada momento.

Los servidores más modernos tienen menor necesidad de espacio, consumo energético y, por ello, de disipación de calor. Con un número reducido de servidores físicos bien dimensionados y los sistemas operativos adecuados se consigue capacidad de proceso suficiente para albergar varias decenas de equipos virtuales.

La virtualización dota a la infraestructura de alta disponibilidad y tolerancia a fallos, capacidades que inciden directamente en la continuidad de su negocio. Una herramienta de copia de seguridad adecuada posibilita, además, una rápida recuperación ante posibles desastres.

Virtualización de servidores

La necesidad de disponer de un elevado número de servidores son mayores a medida que los requisitos de los sistemas de información aumentan. La virtualización ofrece una serie de ventajas que no se encuentran presentes en los entornos 100% físicos.

  • Consolida todos sus servidores físicos en un número reducido de ellos
  • Reduce el consumo eléctrico y el calor generado por sus antiguos servidores físicos
  • Simplifica la gestión de los equipos y sus copias de seguridad
  • Facilita la administración centralizada de sus servidores
  • Permite el rápido despliegue de nuevos servidores
  • Permite la asignación dinámica de recursos a sus servidores

Virtualización de escritorios

Mantener el parque informático de usuario actualizado supone un gran esfuerzo, tanto a nivel de gestión como de inversión económica. La virtualización de escritorios elimina esta necesidad aportando una mayor flexibilidad al entorno.

  • Centralice todos sus equipos de usuario en una única infraestructura
  • Asigne recursos a cada escritorio en función de las necesidades de cada momento
  • Facilite la movilidad de sus usuarios permitiéndoles acceder a sus equipos desde cualquier ubicación de forma segura
  • Reduzca el coste de los equipos de usuarios: un thinclient basta para conectarse a su escritorio virtual
  • Permite el rápido despliegue de nuevos equipos de usuario

En función de los requisitos de su negocio, la virtualización puede ser implementada en sus propias instalaciones, en la nube, o creando un entorno mixto que le permite, en caso de desastre, disponer de una réplica de su CPD siempre disponible para restablecer los servicios en un tiempo mucho menor de lo habitual.

volver arriba