Llámenos: 902 026 327 | 93 100 14 43

Antivirus

  • tamaño de la fuente

El mayor número de infecciones se produce desde dentro de la propia empresa. Es la consecuencia directa de la técnica que el malware lleva siguiendo los últimos años: la ingeniería social. Llega por correo electrónico simulando ser algo legítimo, el usuario cae en el engaño y se produce la infección. El phishing es una de las técnicas más conocidas y utilizadas, por ejemplo, por el famoso virus de la Policía o el de Correos.

Existen muchas soluciones antivirus en el mercado. Algunas de ellas son gratuitas y anuncian ser muy efectivas pero la realidad no es tan cierta como la presentan. Entre las soluciones de pago, cada profesional se decanta por una o varias según varios factores como la eficacia del producto, su experiencia con el mismo, la confianza en la marca o el soporte que ésta proporciona frente a una situación realmente complicada.

En nuestro caso lo tenemos claro: los productos de ESET están optimizados para no consumir excesivos recursos del sistema, están entre los que menos falsos positivos dan y disponen de versiones para los principales sistemas operativos del mercado (Windows, Linux y Mac OS), contando además con ediciones específicas para servidores de ficheros, correo electrónico, ordenadores cliente e incluso dispositivos móviles. Así, ESET dispone de una amplia gama de soluciones tanto para el usuario particular como para la empresa de cualquier tamaño, ya que proporciona una consola de gestión centralizada desde la que se puede desplegar la aplicación a los clientes de la red, programar tareas de análisis y limpieza y, por supuesto, configurar alertas para que no se escape absolutamente nada de lo que está pasando en cada dispositivo.

Pero, por si todo esto no fuese suficiente, es la suite de seguridad que usamos en todos nuestros dispositivos desde mucho antes de convertirnos en distribuidores de sus soluciones. No nos guiamos por las comparativas, sino por nuestra propia experiencia de uso del producto en comparación con los demás presentes en el mercado.

volver arriba